Uva tempranillo

Uva tempranillo es una uva resistente que se cultiva en España, Portugal y Francia. Produce vinos con un color rojo rubí intenso y sabores a fresas, moras y frambuesas. Con el tempranillo se elaboran vinos tintos de gran cuerpo como los de Rioja, Ribera del Duero y Navarra. Combina perfectamente con la cocina española, como el jamón serrano, el chorizo, las setas salteadas y los costillares.

Origen e historia de la uva tempranillo

La historia no registra el origen de la uva tempranillo, pero se cree que se originó en España. El nombre de la uva deriva de la ciudad de Tempranillo (ahora conocida como Tinguar), situada en La Rioja, una región del norte de España. Los esquejes de uva fueron llevados a Portugal por los moros durante su ocupación del sur de España, donde se hibridaron con otras especies de vid existentes y se extendieron por todo su imperio. El proceso de hibridación dio lugar a una nueva variedad de uvas y a un vino de calidad inigualable, que pasó a llamarse Oporto.

Cultivo de la uva tempranillo en España

Tras la entrada de España en la Comunidad Europea, el cultivo del tempranillo aumentó drásticamente su popularidad, pasando de sólo el 1% de la superficie total de viñedo en 1970 al 5% en 1984. La amplia gama de estilos y niveles de calidad asociados al tempranillo ofrece muchas oportunidades a los consumidores de vino para disfrutar de buenos vinos españoles a precios relativamente asequibles.

Características de la uva tempranillo

Entre las características la uva Tempranillo tiene un color entre ámbar y rojo intenso, y su delicado aroma puede describirse como rico y con cuerpo. El aroma característico de la uva procede de sus notas amaderadas, casi como pimienta. En general, los vinos tempranillo más aromáticos contienen más tanino que los de cuerpo más ligero. Los tempranillos «Sangiovese» y «Petit Verdot» más fuertes pueden atribuirse a esta característica.

El tempranillo es una variedad tinta, con un nivel de acidez medio-alto. Casi siempre da lugar a vinos de color rubí y tánicos con amplios matices de chocolate agridulce.

Vinos elaborados de la uva tempranillo

Se utiliza para elaborar tintos secos, blancos secos, dulces y rosados, así como vinos espumosos. Los blancos dulces son más ligeros que los vinos blancos normales. El carácter afrutado de esta variedad la convierte en una opción popular para mezclar con otras uvas, como la Viura o la Garnacha Blanca, para producir vinos de mezcla o incluso vinos espumosos.

Otros artículos de interés

0
    0
    Mi carrito
    Tu carrito está vacíoVolver a la Tienda