Los errores típicos que cometemos en la cocina

Date

Tal vez sientas que eres una persona que cocina bien, o sientes que has avanzado mucho, pero es probable que tengas varios fallos. Sucede que existen varios errores en la cocina que cometemos y no nos hemos dado cuenta. Y estos pueden resultar contraproducentes, tanto en la salud como en el sabor.

Es conveniente repasar algunos para detectar si los estamos cometiendo, y así poder evitarlos para conseguir mejores resultados al elaborar las recetas.

Principales errores que cometemos al cocinar

Hay ciertos detalles en la cocina que influyen al momento de hacer una buena preparación. Los errores en la cocina que se cometen seguido son:

No cortar con el cuchillo adecuado

El cuchillo que se utiliza para untar mantequilla no sirve para cortar frutas. Es importante saber que hay un cuchillo para cada cosa. Por ejemplo, los de sierra son perfectos para cortar el pan.

No medir la sal al cocinar

Aparte de probar la comida mientras se está preparando, se debe tomar en cuenta los ingredientes que se han agregado para hacer balance de los sabores y controlar la sal, ya que hay ingredientes que aportan sal. Es recomendable agregar sal a medida que se va cocinando y no al principio de la preparación del plato.

No lavarse las manos al manipular la comida

De nada sirve que la comida esté limpia mientras las manos están sucias. Los patógenos que están en las uñas y los dedos saltan a la comida, los expertos llaman a este proceso contaminación cruzada.

Antes de empezar cualquier receta, o solo tomar una manzana para comerla, es crucial lavarse las manos con agua y jabón. Si no tienes cerca un fregadero, el alcohol en gel logra ser un excelente sustituto.

No descongelar los alimentos correctamente

El congelador es donde se guarda la comida precocinada, los helados, las carnes crudas y el hielo. Su temperatura es tan baja que hace imposible la supervivencia de los microorganismos. El verdadero peligro sucede cuando los alimentos se descongelan. Una encuesta que realizó FoRC-USP demostró que el 39% de las personas descongela los alimentos a temperatura ambiente. El otro 16% coloca el producto dentro de un recipiente lleno de agua para acelerar el proceso.

Los dos métodos presentan un peligro de contaminación: a medida que se van descongelando los alimentos, liberan agua y crean un ambiente perfecto para que las bacterias prosperen.

Es aconsejable descongelar en el frigorífico, no solo por los microorganismos, sino también por la textura de los alimentos. Otra opción es usar el microondas, ya que es una función específica para descongelar.

No dejar reposar la comida luego de cocinarla

La mayoría de las personas tienen la mala costumbre de servir después que se apaga el fuego de la olla. Lo que se debe hacer es dejar que la comida repose por 10 minutos antes de servir en el plato. Es importante, en especial en las carnes, para que puedan conservar sus jugos y sean más sabrosas.

No limpiar periódicamente la cocina y la nevera

No hay que olvidarnos de limpiar estos electrodomésticos. El objetivo es eliminar cáscaras, manchas y restos que caen de los platos y recipientes. Todo este material sirve como un alimento para los microorganismos. Aprovecha el momento de limpieza para tirar los envases que ya hayan caducado. Para limpiar la cocina y la nevera, utiliza agua y detergente neutro, déjalo secar de forma natural. Luego, frota una esponja humedecida con agua y detergente neutro, usa un paño húmedo para enjuagar y secar con un paño limpio.

Esta limpieza debe realizarse por lo menos una vez al mes.

Usar los mismos utensilios para todos los alimentos

Existe un gran riesgo al cortar la carne cruda y después utilizar el mismo cuchillo y tabla para quitar las hojas de una lechuga. Los microorganismos que tenía la carne pasan a las verduras que se comen crudas en la ensalada.

También, es crucial lavarse las manos luego de manipular un alimento crudo y después manipular algo ya cocinado.

Errores más comunes en la decoración de la cocina

En una casa la cocina es uno de los lugares más importantes, pero en algunos hogares descuidan su estética. Este es un espacio al que se le logra sacar mucho provecho si se tiene un conocimiento apropiado.

A continuación, nombraremos los errores en decoración más comunes y que se deben evitar:

  • Iluminación deficiente

Una de las zonas más iluminadas de la casa debe ser la cocina, así que es provechoso que tenga luz natural de ventanales. De lo contrario, debe tener luz artificial suficiente para preparar los alimentos con facilidad y ver la coloración de forma correcta, lo que ayuda a prevenir accidentes.

Gran parte de las cocinas están pegadas a las zonas de la lavandería en donde suele haber ventilación y luz. Para separar estos espacios, opta por divisiones en vidrio que permiten el flujo del aire.

  • Exceso de vinilos decorativos

Tener detalles decorativos en todas las paredes y muebles agota la visión y crea desequilibrio. Cuando se va a decorar una cocina se debe optar por la sencillez.

Son ambientes que se componen por muchos elementos, por lo que colocar decoración de más hará que luzca recargada.

  • No aprovechar las dimensiones del espacio y la altura

Es normal que en las cocinas existan muebles que no encajen bien con el espacio, esto provoca una sensación visual de desequilibrio.

Si la zona para colocar la nevera es muy grande y la nevera muy pequeña dará una sensación de que el lugar está vacío y resulta incómodo a la vista. Al igual, si hay muebles que cortan la pared por la mitad, dejando un espacio amplio hasta el techo, esto provocará un desequilibrio. Se debe aprovechar la altura para el almacenamiento de manera equilibrada e inteligente.

  • Electrodomésticos que no combinan

Este es un error muy común en las cocinas. Al tener una nevera gris, una cafetera vintage, una freidora negra, un microondas blanco y una arrocera azul será difícil que la cocina tenga un estilo definido. Es útil planear con anticipación el color y estilo que deseas para el espacio. Puedes guardar en los cajones elementos que rompan con el estilo de la decoración.

  • Tener muchos objetos

En la cocina están los electrodomésticos, los cubiertos, los alimentos, las ollas y una amplia lista de utensilios que facilitan la preparación de las comidas. Si hay otros elementos decorativos en exceso, como jarrones, plantas, cuadros, etc., será abrumador mirar hacia la cocina y le restará funcionalidad al lugar.

  • Estilo que no encaja con el resto de la casa

Este error afecta en especial a las cocinas abiertas o de estilo americano que se conectan con otros espacios de la casa. Es común que los elementos para la cocina se compren poco a poco, por eso, se llegan a adquirir diferentes estilos. El gran problema de esto, es que no terminan encajando con el resto de la decoración de la casa.

¡Te esperamos en nuestro próximo blog!

Más
artículos

0
    Your Cart
    Your cart is emptyReturn to Shop
    Call Now Button