Elaboración de vino blanco

Para saber cómo hacer vino blanco con vinagre, primero hay que entender que esta bebida se produce a partir de uvas blancas. Aunque no existen requisitos legales para que un vino se considere «vino blanco», los viticultores disponen de varias técnicas para producir una bebida clara y espumosa. Los vinos blancos suelen contener menos taninos que los tintos debido a la presencia de fenoles y otros compuestos que pueden dar impresiones visuales, aromáticas de la uva, afrutado, así como para aumentar la acidez del vino.

Tipos de vinos blancos

Los vinos blancos pueden elaborarse a partir de una amplia gama de variedades de uva, y sus procesos de producción difieren sustancialmente según el tipo de uva utilizado, tal es el caso del fermentado en barrica.  Los principales tipos de vino blanco son: Champagne, Pinot Gris, Sauvignon Blanc, White Bordeaux y Chardonnay. Otros tipos de vinos blancos se elaboran con uvas autóctonas de la región mediterránea, como el Reggiano de Italia y el Jerez de España.

¿Cuál es el proceso de elaboración del vino blanco?

La producción de vino blanco es un proceso de varias fases que comienza con la vendimia, seguida del despalillado y el estrujado. ¿Qué lleva el vino blanco? Las uvas blancas se trituran primero y luego se dejan reposar y fermentar. Posteriormente, se coloca a madurar en depósitos (barricas). Una vez terminado, se embotella, se almacena para que envejezca y se envía a los consumidores como vino tranquilo o espumoso.

Vendimia

Todo proceso o método para hacer vinos blancos, debería comenzar por la vendimia. Es un proceso que comienza con la recogida de las uvas de los viñedos. La vendimia continúa con la trituración de las uvas y su fermentación durante dos semanas. La vendimia concluye con la mezcla de varios vinos de uva para crear un único producto.

Despalillado

Tras la trituración, los hollejos, las semillas y los raspones se separan del zumo mediante una despalilladora. Esta máquina extrae los raspones y las bayas rotas del interior de los racimos grandes y los deposita en un recipiente aparte. Las uvas restantes pasan por una trituradora donde se compactan en grandes balas.

elaboración vino blanco

Estrujado

El exprimido es el proceso de extracción del líquido de las bayas.

Maceración

El proceso de maceración consiste en poner en remojo los hollejos y las uvas estrujadas en una cuba durante varios días o semanas. Esto libera el color, el sabor y los taninos de la uva.

Prensado

El proceso de prensado se inicia antes de la trituración de la uva. Mientras que algunas bodegas prefieren prensar sus uvas inmediatamente después de estrujarlas, otras esperan hasta que el zumo haya tenido la oportunidad de fermentar y asentarse.

Desfangado

El desfangado es el proceso de eliminación de los raspones de las uvas de vino después de la trituración y el despalillado de la fruta, pero antes de que se produzca la fermentación.

Fermentación

La fermentación es el proceso que convierte el zumo de uva en vino. La levadura convierte los azúcares naturales del zumo de uva en alcohol y dióxido de carbono, que dan al vino su sabor y cuerpo.

Maduración

La maduración es el proceso de permitir que el vino envejezca, tras los procesos de fermentación y maduración. Los vinos envejecidos se dejan reposar en barricas de madera, lo que les da su sabor final.

Clasificación y filtrado

La selección y el filtrado son dos pasos importantes que se utilizan para garantizar la calidad de los vinos blancos. El proceso comienza con la selección del vino tinto, que se filtra para eliminar las partículas de levadura.

Embotellado

El proceso de embotellado del vino blanco está diseñado para proteger su sabor y acidez. El vino debe ser transferido desde su tanque de fermentación a un tanque de retención, normalmente de acero inoxidable o cemento, esto permite que parte del sedimento se asiente.

Una vez en el tanque de retención, se utilizan bombas para sifonar el vino desde la parte superior del tanque, filtrando los sólidos restantes, como las proteínas, que pueden arruinar el sabor y el cuerpo. Por último, se añade dióxido de carbono como conservante y se utilizan diferentes líneas de embotellado para los distintos tipos de botellas, como las botellas de vino estándar de 750 ml o las de litro para los grandes productores.

Otros artículos de interés

0
    0
    Mi carrito
    Tu carrito está vacíoVolver a la Tienda