+34 941 324 254 | restaurante@laviejabodega.es

Cerrado por vacaciones a partir del lunes 10 de enero hasta el jueves 10 de febrero ambos incluidos, volveremos el viernes 11 de febrero en nuestro mismos horario

¿El bacalao fresco hay que desalarlo?

El bacalao es un magnífico pez marino, que puede alcanzar los 1,8 m de longitud. Su cuerpo alargado tiene un color verde oliváceo con una parte ventral de color claro más típico del arco iris. Su hocico está formado por una mandíbula inferior y su descomunal aleta caudal se extiende hacia atrás a modo de cola. El bacalao ha sido siempre muy apreciado por lo comestible de su carne, la dureza de su piel y su increíble sabor; aquí te explicamos si el bacalao fresco hay que desalarlo o no.

El Bacalao fresco no se desala

Hay un error que algunos cometen en cuanto al bacalao, ya que creen que deben desalarlo siempre que lo compran en el mercado. Realmente, depende del tipo de bacalao que se compre, por ejemplo, se puede comprar curado, desalado o fresco. Obviamente, el fresco no ha sido saldado, por ende, no hay necesidad de desalarlo. Los pescados curados en sal, sí se desalan, los que ya venden desalados, tampoco deberían pasar por este proceso.

Bacalao fresco

Pasos para desalar un bacalao

Si has comprado un pescado curado en sal y no sabes cómo desalarlo, no te preocupes te vamos a explicar cómo vas a hacerlo paso a paso.

  1. Pon la pieza de bacalao en el grifo para que empiece a escurrir la sal.
  2. Luego, sumérgele en mucha agua y déjale allí por al menos tres días.
  3. Métela en el frigorífico y cambia su agua cada 12 horas, es importante sólo colocarle agua fría. Dale vueltas cada vez que hagas un cambio de agua, para que se desale por ambas partes.

Al pasar los tres días, ya el pescado estará listo para su preparación y no tendrá grandes cantidades de sal.

Pasos para salar el bacalao

También puedes salar el pescado si lo has comprado fresco, es un proceso sencillo, haz lo siguiente: 

  1. Limpiar bien el pescado, quita vísceras.
  2. Toma un recipiente y llénalo al menos con un centímetro de sal, pon el bacalao en esta capa de sal.
  3. Agregar por encima otra capa de sal con un centímetro de grosor.
  4. Encima, coloca otra pieza de pescado y añade una tercera capa de sal. Pon un peso encima y espera varios días ( unos 10).
  5. Después de pasados los 10 días, retira del recipiente las piezas y lávales con mucha agua, también con un poco de vinagre.
  6. Deja secar con el aire del exterior, eso sí, no le dejes en el sol.

Otros artículos de interés

0
    0
    Mi carrito
    Tu carrito está vacíoVolver a la Tienda